Competidores Potenciales

Qué son los competidores potenciales

COMPETIDORES POTENCIALES ¿QUÉ SON?

Todos conocemos cuáles son las empresas que compiten en el mismo mercado que nosotros. Conocemos sus negocios, cómo ofrecen sus servicios e incluso cuáles son sus clientes. Y es que, forman parte inequívoca de todas las decisiones estratégicas que tomamos como compañía. Sin embargo, existe otro tipo de competencia que no siempre tiene presente las pequeñas empresas y que puede ser, igualmente, una amenaza. Hablamos de los competidores potenciales.

Pero, ¿qué significa «competidores potenciales»? Es el término que se aplica a aquellas empresas que, aunque aún no forman parte del mismo mercado que tú, podrían hacerlo de forma inmediata. Normalmente son entidades que poco a poco se hacen con ventajas competitivas que les ayudan a incorporarse al escenario.

En resumen, la competencia directa son empresas que ofertan lo mismo que nosotros dentro de nuestro entorno mientras que la competencia indirecta son entidades que ofertan lo mismo que nosotros pero todavía están labrando un hueco en el mismo mercado.

¿Por qué debemos tenerlos en cuenta si aún no son competencia directa y podrían no llegar a serlo nunca? Porque si no nos preocupamos, ten presente que lo más seguro es que terminen convirtiéndose en competencia directa y te lleven la delantera. Para evitarlo o que no te pille desprevenido, localiza a tu competencia potencial y analízala detenidamente.

Ante todo, debemos dejar claro que la competencia es un aspecto esencial en los negocios, que nunca podremos acabar con ella y que resulta esencial de cara a los consumidores en aspectos como calidad o precio. Por ello, debemos estudiarlos y aprender de ellos también.

CÓMO REACCIONAR ANTE TU COMPETENCIA POTENCIAL

Analízala
No nos referimos a qué sepas únicamente quiénes son. Puede ser que este punto resulte tópico, pero muchas veces no nos damos cuenta de la importancia de esto. No te limites a saber quiénes son o dónde están. Conoce cómo ofrece sus servicios, cómo son los empleados o cuál es una posible ventaja competitiva frente a tu empresa. Para obtener esa información puedes visitar su página web, entrar en sus redes sociales o leer las reseñas de Google. ¿Y por qué no llamar o visitar el local haciéndote pasar por un cliente más?

Tómalo como referencia
Si una empresa va ganándote terreno será porque hay algo que tiene que convence más a los consumidores. Averigua qué es y perfecciona tus productos o servicios. No hablamos de copiar o perder la esencia de tu compañía. Hablamos de mejorar y renovarse. Puede que tu negocio lleve muchos años abierto y se te hayan pasado por alto nuevas técnicas o nuevos recursos materiales que puedas utilizar.

Dos palabras: valor añadido.
Está bien bajar los precios para provocar que te escojan a ti. Pero no es una estrategia que pueda perdurar mucho en el tiempo. Lo más importante es agregar un valor a tu oferta de productos o servicios que la competencia no tenga. Puede ser que ofrezcáis el mismo servicio pero, ¿qué tal si cambias la experencia del cliente mientras disfruta de ese servicio? El truco esá en diferenciarse.

Fidelizar a tus clientes
Este punto va estrechamente ligado al punto anterior. Fidelizar a tus clientes es la base de toda empresa que se precie, y la mejor forma de evitar que prefieran a tu competencia. Si agregas un valor añadido que otras compañías no den, lo más seguro es que se queden contigo. Puede ser,por ejemplo, un trato cercano y familiar.
Ábrete a otros nichos.

Intenta llegar a un público que antes no habías llegado.
Tu competencia potencial aún no ha llegado al mercado, es tiempo aún de que abarques todo lo que puedas antes de que te alcance. Anticípate y vencerás.

Publicidad y Marketing
Genera una estrategia de markting digital y offline. Vende tus productos o servicios, pero véndelos bien. Crea marca. Una marca suficientemente fuerte y sólida que no se tumbe aunque nuevos competidores se pongan a la par. Tú cuentas con un factor que ellos carecen, la antiguedad.

 

En conlusión, es importante tener en cuenta siempre todo lo que se encuentra en el micro y macroentorno de tu empresa y realizar las acciones necesarias en consecuencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba